BLOG FOROS TUTORIALES DONDE ESTAMOS

 

CARENCIAS - EXCESOS

 

Todas las plantas necesitan tomar del suelo 13 elementos minerales . Son los nutrientes minerales esenciales. De tal manera que si en un suelo no hubiese nada de cualquiera de ellos, la planta moriría, puesto que todos son imprescindibles . Los 13 elementos esenciales son los siguientes:

MACRONUTRIENTES Estos los toma en grandes cantidades, sobre todo los 3 primeros.
MICRONUTRIENTES Estos los toma en pequeñas cantidades. Su carencia es menos frecuente.
Nitrógeno ( N )
Hierro ( Fe )
Fósforo ( P )
Zinc ( Zn )
Potasio ( K )
Manganeso ( Mn )
Calcio ( Ca )
Boro ( B )
Magnesio ( Mg )
Cobre ( Cu )
Azufre ( S )
Molibdeno ( Mo )
 
Cloro ( Cl )

Afortunadamente, en los suelos siempre hay de todo, por lo menos algo, aunque en unos más que en otros. Cuando plantemos en macetas deberemos usar una tierra abonada o en su defecto regar periodicamente con un fertilizante liquido completo. No obstante se pueden presentar carencias, para saber que carencia sufre nuestra planta está hecho este manual.

 

 

NITROGENO (N)

Síntomas: Follaje verde pálido y después se vuelve amarillo, estos síntomas se presentan primero en las hojas grandes y bajas que se marchitan y se desecan prematuramente y caen, si la carencia continua las hojas nuevas tambien amarillearán y su peciolo se volverá alargado y extremadamente estrecho.



Causas: la tierra en la que está la planta no tiene ninguna enmienda organica que la provea de este elemento y no recibe ningun riego con fertilizantes.

Prevención: Usar regularmente un fertilizante completo mezclado con el agua de riego.

 

FOSFORO (P)

Síntomas: Las plantas se marchitan, el follaje es verde oscuro y presenta en los contornos de las hojas un color marrón rojizo, la raíz presenta un menor desarrollo y una cabellera de raíces secundarias fibrosas. Los peciolos, tallos y nervios se tornan rojizos.
Causas: Abonos con poco fosforo, desajuste del PH (por encima de 7 y por debajo de 5'5), un exceso de zinc, un exceso de hierro, frio, temperaturas por debajo de 10º C. pueden hacer que este elemento deje de ser asimilable para las plantas.


Prevención: Efectuar fertilización con abonos ricos en fósforo y como fertilizantes organicos usar guano de murcielago o fosfatos naturales.

 

POTASIO (K)

Síntomas: Aparecen primeramente en las hojas periféricas y después en las mas jóvenes, el síntoma característico es clorosis alrededor del limbo, posteriormente el borde de la hoja se necrosa , las hojas mas nuevas son pequeñas. Afecta el rendimiento por una disminución del crecimiento de la raíz y menor cantidad de azúcar.

Causas: Deficiencia en el suelo, riegos con fertilizantes bajos en potasio o en bajas dosis, sobre todo en el periodo de floración que es cuando mas lo necesita.



Prevención: Regar con un abono completo rico en potasio.

 

MAGNESIO (Mg)

Síntomas: Amarillamiento de las hojas entre las nervaduras, aparecen al principio en el borde de la parte superior del limbo y luego abarca toda la hoja, el borde de las hojas se ennegrece, resquebraja y se deforma, se puede confundir con los síntomas del virus de la amarillez.

Causas: Deficiencia del suelo, exceso de humedad, suelos ácidos, exceso de potasio y calcio.


Prevención: Efectuar fertilización con un abono rico en magnesio. Las sales de epson (epsonita) pueden ser usadas tanto en riego como foliarmente, para resultados mas rapidos.

 

CALCIO (Ca)

Síntomas: Las hojas jóvenes se deforman (forma de cuchara) y se curvan hacia el suelo. Cuando la carencia es alta el limbo se reduce en superficie y comienza una necrosis distal, la raíz presenta los vasos conductores de color pardo y una detención del crecimiento. Afecta el rendimiento por una disminución del crecimiento de la raíz y menor cantidad de azúcar.


Causas: pH bajos, deficiencia del suelo.

Prevención: Efectuar fertilización con calcio o caliza hidratada.

 

HIERRO (Fe)

Síntomas: Se observa una clorosis de las hojas centrales, jaspeado verde pálido seguido de un blanqueamiento del limbo de las hojas.

Causas: PH alto. Deficiencia del suelo.

Prevención: Baja el ph hasta 6'5 o menos y Efectua fertilización con quelatos de hierro. Los estiercoles de caballo, gallina y vaca son ricos en hierro. Sumergir clavos y tornillos de hierro en agua para posteriormente regar con ella.

 

AZUFRE (S)

Síntomas: La hoja exteriores comienzan a tomar un color amarillento no así las interiores que permanecen verdes, en el pecíolo de las hojas pueden aparecer unas manchas pardas.


Causas: Deficiencia del suelo.



Prevención: Bajar el PH hasta 5'5-6. Efectuar fertilización con abono a base de azufre.

MANGANESO (Mn)

Síntomas: Manchas de color amarillo más o menos coloreadas en el limbo de la hojas, la clorosis puede invadir todo el limbo que es entonces amarillo con las nervaduras verde pálido, posteriormente aparecen manchas necróticas blanquecinas, los pecíolos están muy alargados y verticales.

Causas: Deficiencia del suelo, pH alto.

Prevención:Efectuar fertilización con manganeso.

 

BORO (B)

Síntomas: Las hojas jóvenes de la corona se ennegrecen y mueren, la cara superior de los pecíolos presentan manchas marrones y acorchadas con grietas transversales, la corona se rompe, se necrosa y se pudre en algunas ocasiones. Puede afectar gravemente el rendimiento por la podredumbre de la raíz y por la disminución de la cantidad de azúcar por rebrotes.

Causas: pH elevado, sequía, deficiencia del suelo.

Prevención: Efectuar fertilización con boro. Pulverización de productos boratados desde la aparición de los primeros síntomas.

 

 

MOLIBDENO (Mb)

Síntomas: La deficiencia de molibdeno no es muy comun. Comienza amarilleando las hojas viejas y medias, desarrollando clorosis intervenal en algunas, conforme avanza la carencia las hojas se enrollan sobre si mismas desde los margenes, las hojas terminan cayendo y el crecimiento se detiene.

Causas: Deficiencia del suelo. Suelos muy acidos

Prevención: Efectuar fertilización con un abono completo.

 

ZINC (Zn)

Síntomas: La carencia de zinc es mas habitual de lo que pensamos, y comienza como unas rayas blancas en las hojas nuevas, se doblan y se arrugan, Detiene el crecimiento y los cogollos, cuando falta en floración, se vuelven duros y secos.

Causas: Suelos muy alcalinos, deficiencia del suelo.

Prevención: Efectuar fertilización microelementos quelatados.

 

COBRE (Cu)

Síntomas: Las hojas jóvenes y los brotes se marchitan, luego se tornan de color oscuro, el crecimiento mengua y la planta puede marchitarse con suma rapidez si la carencia es severa.

Causas: Deficiencia del suelo.

Prevención: Efectuar fertilización consulfato de cobre o un funcida a base de cobre.

 

FALTA DE AIRE (CO2)

No suele darse en exteriores, pero si en interiores e invernaderos, la solución para cuando el aire falta en estos sitios es la colocación de un extractor para regenerar el aire.

Esta falta se caracteriza por una caida de las puntas de las hojas hacia abajo, en forma de garra y necrosis cuando es muy severa. Se corrige regenrando el aire con extractores-intractores o sacando las plantas al exterior.

 

SOBREFERTILIZACIÓN

Cuando la planta recibe más nutrientes de los que puede soportar se produce la sobrefertilizacion, aunque normalmente el encargado de que esto se produzca es el Nitrogeno:

Un exceso está caracterizado por un color verde oscuro en las hojas, similar al que tienen las plantas de plastico: brillante; ademas de quemaduras en las puntas de las hojas, retorciendose estas hacia abajo.

 

Un exceso grave hará que las hojas se quemen por completo y caigan, pudiendo llegar a matar a la planta. La solución a este problema es la lixiviación, lo que comunmente llaman "lavado de raices" y esto no es mas que regar la planta con 4 veces la capacidad de la maceta, esto es, si la maceta tiene 5 litros de capacidad, deberemos lixiviar con al menos 20 litros de agua, esto hará que el exceso de abono se vaya, al menos deberia ser así. Una vez hecho esto regaremos con un abono suave.

 

El exceso de nutrientes tambien hace que las hojas se deformen o se rompan.

 

 

EXCESO DE RIEGOS

Pasarnos con los riegos puede ocasionar, ademas de hongos en las raices, que los abonos que retiene la tierra sean arrastrados por el agua dejando a la planta sin nutrientes. Saber cuando regar en maceta es muy fácil si nos acostumbramos a hacerlo al peso. Regaremos la planta con suficiente agua como para que drene por los agujeritos de la parte inferior de la maceta, en este momento pesará bastante, ya que la tierra está empapada, iremos periodicamente pesandola a mano y cuando veamos que el peso ha descendido, señal de que la tierra se ha secado, volveremos a regar.