BLOG FOROS TUTORIALES DONDE ESTAMOS

 

COSECHA

Hay varias formas para saber cual es el momento idoneo para cosechar nuestras plantas, el color de los pelos, el color de los tricomas o el grado de dureza de los cogollos, son algunas de las que aprendereis en este capítulo, si es que aun no las conoceis. Es importante cosechar en el momento justo ya que así obtendremos mayor cantidad con mejor calidad, aunque plantas cosechadas fuera de tiempo ya sea por exceso o por defecto, no deben menospreciarse en absoluto y ante problemas por plagas, hongos o lluvias, siempre es mejor recolectar algo aunque no esté listo, que perderlo todo. Recordad que los cogollos cosechados tempranos tendrán un efecto más euforizante que si estuviesen recogidos en su punto, mientras que los que se pasen serán mas relajantes.

Si nos guiamos por los estigmas (los pelitos de los cogollos), debemos cosechar cuando un 70-80% de estos se hallan vuelto marrones. Algunos cultivadores no recolectan hasta que todas las hojas han amarilleado, ya que al dejar de abonar en las ultimas semanas la planta gasta hasta la ultima gota de alimento que pueda quedar en las hojas, así el sabor del cogollo es mas exquisito. Esto no es del todo cierto, podemos conseguir lo mismo con un secado lento de la hierba ya cosechada, si bien es cierto que no todos los cultivadores se pueden permitir el lujo de curar la hierba, normalmente por la impaciencia. Para ellos esta técnica les irá de P. M.

Si nos guiamos por los tricomas (las glandulas de resina), debemos cortar cuando veamos aparecer las primeras de color ambar, recordad que al principio los tricomas son transparentes, pasado un tiempo se vuelven blancos opacos, este es su punto álgido, es en este momento cuando la acumulación de THC es maxima, a partir de aquí irá a menos, y cambiarán a un color ambar cuando el THC comience a degradarse, es por esto, que cuando veamos las primeras glandulas de color ambar deberiamos recoger, pues la mayoria aun estarán blancas opacas. Para poder verlos nos ayudaremos de un microscopio portatil de al menos 30 o 50 aumentos.

La forma de cortar la planta para cosecharla dependerá, principalmete, de su tamaño, si es muy grande y con muchas ramas laterales, cuando los cogollos de las puntas esten listos para cosechar, los cogollos intermedios y de las partes mas bajas aun estarán a medias, ya que habrán recibido menos horas de sol directo por estar tapados por las ramas sueperiores y esto hará que la floración en ellos vaya retrasada. ¿entonces para que cortarlos? Lo mejor en estos casos es cortar solo las puntas y dejar que el resto reciba un par de semanas mas de sol para que engorden y maduren bien. Una vez cosechadas las primeras puntas deberemos abonar para que engorden bien durante esas 2 semanas.

Las plantas pequeñas pueden ser cortadas enteras y despues dividirlas por ramas cuando las estemos manicurando,el tamaño ideal de una rama es de menos de 20-30 cm, para que podamos manejarla con facilidad y no nos canse mucho la mano que la sostiene.

El momento ideal paa cosechar, cuando las plantas tienen mas THC, y según un estudio de la administración Reagan estadounidense, es al amanecer, las plantas aumentan sus niveles de THC en la oscuridad y los disminuyen con la claridad.

 

MANICURADO

Una vez tengamos cortadas las ramas, porcederemos a quitarles las hojas exteriores de forma que se nos quede un cogollo limpio. Es muy importante utilizar unas tijeras comodas, con mango de plastico irán mejor, y con aros en los que quepan varios dedos, tambien es muy recomendable que tengan una punta fina para acceder a los peciolos (los tallitos de las hojas) mas profundos. Lo primero que quitaremos son las hojas grandes, y estas las cortaremos lo mas pegado que podamos al tallo principal de la rama que estemos manicurando, como puede verse en la 2ª y 3ª fotos, es por esto lo de la punta fina de las tijeras.

Una vez cortadas las hojas grandes (foto1) deberemos cortar todas las puntas de las hojas que salen de los cogollos (foto2), esta parte es mucho mas facil y rapida, es como si le cortaramos los flequillos tiesos, dandole forma y dejando solo la redondez del cogollo(foto3).

Una vez manicurados, ya los podemos colgar para secar.

Para la gente que no tiene tiempo o ganas de manicurar la planta recien cortada, se pueden dejar secar primero y una vez secas las ramas manicurarlas. En esta ocasión puede hacerse incluso sin tijeras. tirando de las hojas secas, estas se desprenderan facilmente, dejando el cogollo limpio y listo para ser envasado.

 

 

SECADO

El secado es la parte mas importante de todo el proceso, ya que un mal secado haría que todo el tiempo invertido en llegar hasta aquí se fuera a la mierda. Si la humedad en la zona de secado es muy alta, superior al 60-70%, sin duda tendremos problemas con los hongos, si esto ocurre tendremos que tirar los cogollos. Si por el contrario la humedad es demasiado baja, como ocurre esos dias de septiembre u octubre aun calurosos, la hierba se secará en 3-4 dias e incluso menos, y esto tampoco es bueno, ya que aunque no se estropeen del todo, los cogollos perderán olor y sabor y se volverán tan secos que no necesitaremos grinder. El tiempo ideal de secado está en torno a los 12 dias.

La forma mas comun de ponerlos a secar es colgado por ramas separadas entre si para que se aireen bien. Durante el secado deben estar a oscuras, ya que la luz jode el THC y en un lugar freso y ventilado, las altas temperaturas tambien lo joden. Si no hay espacio suficiente para colgar las ramas, existen secaderos de 1 metro cuadrado por 2 metros de altura, y armarios pequeños para tal fin, los podeis ver aquí.

 

Sabremos cuando está seco y listo para usar cuando al doblar una rama, esta se rompa crujiendo, en lugar de doblarse, lo que hace cuando aun guarda humedad. El objetivo no es secarla del todo, debe guardar entre un 5 y un 10% de humedad donde estarán olores y sabores y hará que la textura de la hierba al se triturada sea esponjosa y no polvo, tipico de los cogollos resecos.

 

 

CURADO

El curado es la fase en que la hierba, después de llevar entre una y dos semanas de secado y cuando aun conserva de un 10 a un 15% de humedad, es metida en recipientes, que pueden ser de madera, cartón, cristal e incluso plástico, aunque los mejores resultados los sacaréis de los 2 primeros materiales ya que permiten una mejor oxigenación, algo clave en este proceso. Abriremos los recipientes donde las metamos cada 2-3 días para asegurarnos que no salen hongos en los cogollos y para intercambiar el aire por oxígeno nuevo del exterior. Lo que se consigue con el curado es que la resina termine de madurar a través de una descomposición enzimática. La clorofila con su amargo sabor así como los malos olores/sabores que dejan algunos fertilizantes, sobre todo los químicos, desaparecerán con un buen curado. La marihuana ira ganando en sabor, olor y potencia conforme vaya pasando el tiempo, tiempo que no debería ser inferior a 1 mes ni superior a 2. Es muy importante hacerlo bien porqué de ello dependerá el éxito o fracaso de nuestra cosecha, ya que una hierba mal curada puede tener mal sabor, mientras que una hierba que recién cortada que no sea del todo buena e incluso mala, gane con un buen curado. La humedad del secadero debe rondar el 50%, la temperatura unos 15-20 grados y no debe darles la luz, que como ya hemos dicho anteriormente degrada el THC.

 

Una vez la hierba este curada podemos guardarla por tiempo indefinido, en botes, preferiblemente de cristal herméticos, cerrados al vacío o congeladola, aunque a partir de los 6 meses el THC se irá degradando.